INMIGRACIÓN ASIÁTICA vs INMIGRACIÓN AFRICANA


 

Las causas que llevan a las personas a emigrar varían en función de multitud de condicionantes personales, económicos, políticos,…

Todos y cada uno de ellos hacen un esfuerzo, cada uno en distinta medida, al dejar sus familias (de primer y/o segundo grado, o más), sus casas, su país,…

El país de acogida, el que recibe al inmigrante, debe acoger  -valga la redundancia- a todos los inmigrantes por igual, sin tener en cuenta la procedencia. ¿Utopía? NO, somos capaces de eso y más. Sólo necesitamos tiempo, educación y entendimiento. ¡Y QUERER LOGRARLO!

Ejemplo de ello es la latente percepción de que tratamos mejor al inmigrante asiático que al africano, ¿por qué? (mayormente, la población inmigrante de Asia procede de China y la africana de Marruecos).

El inmigrante asiático tiene que padecer menos pesares en su viaje de venida (la gran mayoría, por no decir la totalidad, lo hace en avión) frente a los que proceden de áfrica lo hacen en pateras (en mayor porcentaje). Este sacrificio nos debía hacer valorar su esfuerzo.

Los inmigrantes chinos vienen aquí con un pan debajo del brazo (su gobierno le facilita cierta cantidad de dinero) y montan su negocio. Los inmigrantes marroquíes vienen con hambre de pan tierno y un futuro mejor, sin posibilidades de ser sus propios jefes, los contratan en trabajos que el español no quería realizar (de jornalero en el campo, por ejemplo).

Al inmigrante chino se le valora las 24 horas al día que trabajan en sus tiendas (al menos antes); mientras que desconocemos las horas que los marroquíes echan en el campo.

El inmigrante asiático tiene un trabajo que precisa buena imagen, y el del africano hace que su apariencia sea más descuidada.

A los inmigrantes chinos se les mira a los ojos al hablar con ellos; por el contrario, al africano no.

Al inmigrante chino “no se le ve” por la calle, en cambio, al cruzarse con el africano el español le guarda cierto respeto.

Estas son unas leves y evidentes pinceladas del distinto trato que tenemos con inmigrantes de ambos continentes o países.

Pero…

 ¿Por qué son unos de categoría superior a los otros?

 ¿Por qué el inmigrante marroquí causa mayor miedo que el chino?

¿Por qué vemos mejor al que emigra en avión que al que lo hace en patera y se juega la vida?

¿Por qué al africano no se le tienen en cuentan sus costumbres y nos adaptamos a las chinas, como cuando celebran foráneos el año chino?

¿Por qué los inmigrantes marroquíes  vienen con la intención de quedarse y los chinos con la de regresar?

 ¿Por qué la inmigración china parece una invasión pacífica de todos los barrios, sus locales y negocios de la ciudad?

¿Por qué las ventajas con las que parten los desplazados chinos perjudica al comerciante autóctono y encima esté peor visto, que el inmigrante africano le haya ganado el puesto al trabajador español, puesto que antes este último no quería realizar?

¿Por qué se valora mejor el objetivo final del inmigrante chino que es tener más hijos frente al del africano que es el de conseguir recursos económicos con los que mantener a la familia que dejan en sus países de origen?

¿Por qué es mejor el trato hacia el inmigrante chino que al africano?

¿Por qué cuando vamos a sus países, cuando menos de visita, queremos que nos traten bien y los tratamos como a iguales?

¿No será un problema de racismo? No, ¿verdad! ¿Es también xenofobia? No, ¡por favor!

Estas desigualdades que practicamos en nuestro día a día con ambos colectivos deben acabar. No hay inmigrantes de primera ni de segunda. Todos han venido a nuestro país a encontrar una vida mejor en el suyo propio y a cubrir las carencias. En España satisfacen sus faltas más acuciantes, pues sintámonos orgullosos de que hayan elegido nuestro país para dicha empresa tan importante en sus vidas y demos lo mejor de nosotros mismos por hacerlos sentirse bien en ésta nación. Debemos romper una lanza, ni en contra de unos ni a favor de otros, sino a favor de todos, nativos e inmigrantes, y de una relación humana de igual a igual.

¡Seamos buenos anfitriones de la fiesta que es la vida y que disfrutamos en nuestro país  oriundos junto a foráneos!

Marité Hidalgo

Niños adoptados, los nuevos inmigrantes.


España es un país con suficiente experiencia en la adopción de niños de otros países; ésta data de 1939 y su regulación desde 1987. Este hecho indica que los españoles estamos acostumbrados a convivir con niños de otros países, a darles un lugar de preferencia en nuestros hogares, a convertirlos en un miembro más de nuestras familias, de nuestros círculos de amistades, de colectivos de trabajadores,…

Estos niños adoptados han crecido entre nosotros y nos han aportado mucho. Se han enraizado en nuestro país y se han establecido, creciendo como personas y profesionales.

Son uno más en todos los ámbitos de nuestra vida.

Actualmente, la procedencia de los niños es más variada. Casi tiene un ámbito geográfico mundial. Sobre todo de países latinoamericanos, del este de Europa, Asia y África.

Anteriormente, el objetivo de las familias a la hora de adoptar un niño era cubrir la maternidad/paternidad de parejas que no logran tener descendencia. En la actualidad, a este motivo se unen los de otras parejas (homosexuales o heterosexuales) o personas individuales que aún teniendo hijos quieren ayudar a algún niño que viva en condiciones infrahumanas, o que pueden gestar hijos pero no quieren concebirlos, entre otros.

Por lo tanto, parece que para nuestra sociedad el hecho de la adopción internacional está más que asumido y estamos familiarizados con ella.

¡Ojalá! ¡Nada más lejos de la realidad! No sé cómo hemos educado a algunos de nuestros hijos, que se dedican a maltratar a los compañeros de clase porque son adoptados y procedentes de otros países. Estos niños adoptados, en ocasiones, son tratados con crueldad, vejados, injuriados, acosados y hasta golpeados por niños españoles, por -afortunadamente- una minoría de nuestros hijos. El fenómeno de la agresión escolar se conoce con el término anglosajón bullying.

¿Qué hemos hecho? ¿Cómo hemos roto ese vínculo de convivencia tan perfecto que nuestros abuelos crearon?

Estos niños adoptados son tan españoles como los nacidos en el seno de familias españolas (tienen los mismos derechos que hijos naturales), viven en familias oriundas de España, se sienten españoles.

¿Por qué les cuelgan el cartel de inmigrantes? ¿Por qué provocan sentimientos xenófobos en otros niños? ¿Por qué el ser inmigrantes lo ven como algo negativo? ¿Por qué son el objetivo de acciones violentas? ¿Por qué los niños tienen estos comportamientos agresivos?

Parémonos un rato a pensar y responder estas preguntas y otras que hayan ido surgiendo. Y eduquemos a nuestros hijos en igualdad y tolerancia.

 

Marité HidalgoImagenImagenN

¿Quieres una bufanda?


Imagen

 

¡ Puedes hacerte con una de ellas por solo 2 € !

Pásate por nuestra sede y llévate una ahora que hace frío. 

NUEVOS CURSOS DE FEBRERO


¡Importante! para hacer cualquier curso, el usuario/a debe inscribirse una semana antes de iniciar las clases en la recepción/acogida de nuestras instalaciones.

Imagen

  • CURSO BLOG: Del 11 al 26 Febrero, Martes y Miércoles de 09h30 a 11h30

 

  • CURSO INFORMÁTICA BÁSICA: Del 11 al 26 Febrero, Martes y Miércoles de 11h30 a 13h30

 

  • CURSO ALEMÁN: Del 18 al 19 Marzo, Martes y Miércoles de 17h30 a 19h30

 

  • CURSO MANIPULADOR DE ALIMENTOS: Del 14 al 21 Febrero, Viernes de 09h30 a 13h00

 

  • CURSO PASTELERÍA: Del 17 Febrero al 07 Abril, Martes y Miércoles de 17h00 a 19h00

 

¡HAZTE VOLUNTARIO/A!


¿Quieres ser voluntario/a de Apic?

Imagen            

 

Colabora con nosotros, buscamos…..

Voluntario/a para impartir Clases de Español.

Voluntario/a para impartir Clases de Inglés.

Voluntario/a para impartir Clases de Francés.

Voluntario/a para Taller de manualidades.

Voluntario/a para impartir clases de Ayuda a domicilio.

¡Si estás interesado/a no dudes en contactar con nosotros!

Imagen

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 770 seguidores